top of page
  • Foto del escritorEva Cerezo

Cuidados post verano.

Actualizado: 22 oct 2020

Quedaron atrás las vacaciones, los días de sol, playa, piscinas, y el calor intenso durante los meses de verano. Como consecuencia de la excesiva exposición al sol la piel se resiente, causando fotoenvejecimiento, deshidratación y determinadas patologías dermatológicas.


¿Qué es el fotoenvejecimiento?

El fotoenvejecimiento, es una combinación de cambios en nuestra piel producida por la exposición abusiva y sin la debida protección a la luz solar. Es un daño que se produce tanto en el colágeno de la dermis como en las células de la epidermis. Aparecen arrugas antes de tiempo, flacidez y manchas en las zonas que más se exponen: escote, cuello, cara y dorso de las manos.


Las células consumen oxígeno y, en este proceso de combustión indispensable para la vida, se generan una serie de residuos tóxicos que provienen de una fracción del oxígeno consumido. Estas partículas son lo que se conoce como radicales libres. Cuando en nuestro organismo los genera en exceso, atacan la membrana de la célula y la debilitan, haciendo que todas las células envejezcan y, por consiguiente, también nosotros vayamos envejeciendo. El mejor aliado para luchar contra este proceso y disminuir la acción de los radicales libres lo encontramos en los antioxidantes.

Los antioxidantes más conocidos son las vitaminas y los minerales. En general, se trata de sustancias que, una vez incorporadas en nuestro organismo, se dirigen hacia la célula para atacar a los radicales libres y neutralizarlos. Su función más importante es la de estimular el sistema inmunológico para que actúe como mecanismo defensivo del cuerpo y, a la vez, proteja el colágeno para retrasar el proceso de envejecimiento cutáneo.


Consejos para combatir el fotoenvejecimiento de la piel.

Alimentos antioxidantes que ayudan a combatir los rayos ultravioleta causantes del envejecimiento de la piel

- Cítricos, kiwis, fresas, melón, piña y verduras frescas.

- Zanahorias, pimientos y espinacas aportan provitamina A, necesaria para el buen estado de la piel.

- Beber de 2 a 3 litros de agua por día.

- Aplicar en toda la piel un protector solar con FPS 15 como mínimo, 20 minutos antes de la exposición. Repetir la aplicación cada dos horas y después de cada baño.

- Controlar siempre el tiempo de exposición.

- Recordar que las nubes dejan pasar el sol. La arena, el agua y la nieve potencian la acción de los rayos solares.

- El bronceado es un mecanismo de defensa, no te apliques protectores de menor factor cuando ya tienes color, la piel sigue dañándose.


Cuidados después del verano.

Para recuperar la piel de los excesos del verano y la exposición al sol, debemos buscar tratamientos adecuados que aceleren su capacidad de regeneración, con el objetivo de mejorar la elasticidad de la piel, la calidad de la capa córnea y un cierre evidente del poro cutáneo.

El primer paso será hacer un diagnostico de la piel, que nos determinará el grado y la intensidad del deterioro causado, permitiéndonos clasificar el envejecimiento cutáneo, ya sea moderado, avanzado o severo.

El tratamiento cosmético se determinara para cada tipo de piel, atendiendo a los siguientes objetivos:

- Hidratación: El objetivo fundamental es evitar la pérdida de agua desde el interior de la piel

- Revitalización: Estimularemos la fabricación de fibras colágenas y elásticas, a través de vitaminas adecuadas.

- Anti oxidación: Con cosméticos ricos en sustancias como la vitamina A,C o E.

Con el tratamiento adecuado conseguiremos un aspecto mas joven, liso, y luminoso, reduciendo arrugas y manchas, resultando una piel mas uniforme y firme, pero el reloj biológico no se para, por lo que es importante establecer sesiones de mantenimiento y tener hábitos de vida saludables.


Entradas Recientes

Ver todo

Celulitis

Comments


bottom of page